Implantación Sistemas ISO

Los estándares de sistemas de gestión ISO ayudan a las organizaciones a mejorar su eficacia al especificar los procesos que las organizaciones implementan para lograr sus metas, por otra parte son necesarios para crear una cultura organizacional de mejora continua entrando en ciclo espiral de autoevaluación, corrección y mejora de operaciones y procesos a través de una mayor conciencia de los empleados y liderazgo y compromiso de gestión.

Los beneficios de un sistema de gestión eficaz para una organización incluyen:

  • Reducción del coste de estructura mediante el uso eficiente de los recursos.
  • Control interno de procesos mediante la implantación de cuadros de mando.
  • Reducción de burocracia y posibilidad de automatización de procesos usando nuevas tecnologías.
  • Mejora de la gestión de riesgos.
    Mayor capacidad para entregar servicios y productos que cumplan con los requisitos de los clientes, aumentando el valor para todas las partes interesadas.

 

Mantenimiento de Sistemas de Gestión

Una vez se ha implantado un Sistema de Gestión, las empresas deben velar para que éste se mantenga en el tiempo. Esto se logra a través de un conjunto de prácticas de seguimiento, monitorización y, sobre todo, adaptación a los contextos en los que opere cada organización.

Para garantizar que un Sistema de Gestión tenga continuidad y se adapte eficazmente a la estructura de tu empresa, es necesario proporcionar recursos que permiten una correcta verificación de las acciones implementadas y la oportuna actualización de los cambios incluidos en las distintas normas.

Auditorías

Las auditorías son una parte vital del enfoque del sistema de gestión, ya que permiten a la empresa u organización verificar cuán lejos alcanzan sus logros sus objetivos y mostrar conformidad con el estándar.

Con el fin de ayudar a la auditoría relacionada con estos estándares, ISO proporciona orientación específica sobre las auditorías del sistema de gestión interno y externo.